María organiza las rifas desde que su hijo

María Alida Amaral rifa perfumes, zapatos y una playera del bicampeonato del Atlas con un sólo motivo: ayudar a su hijo, quien, señaló, ha padecido tortura tras ser detenido por los hechos de violencia registrados en el Estadio Corregidora. MURAL publicó que la mujer acusó violaciones al debido proceso en el caso contra Álvaro, barrista de los Rojinegros, quien está en prisión en Querétaro. También dijo que su hijo ha sufrido maltratos y condiciones poco higiénicas, además, la Fiscalía de ese Estado quería fincarle cargos por crímenes que él no cometió. María organiza las rifas desde que su hijo fue capturado el 18 de mayo, pues busca reunir los recursos para sostener la defensa de su hijo, quien, expuso, fue capturado con engaños por la Fiscalía de Jalisco. Los agentes jaliscienses lo abordaron con el argumento de que atendían una denuncia que él interpuso por acoso en redes, cuando en realidad buscaban arrestarlo, señaló la madre. Ni María ni Álvaro entienden de dónde sacaron los datos de él para capturarlo, aunque él sospecha que los obtuvieron a través del Fan ID, que se generó con la intención de tener un control tras lo ocurrido en el Estadio Corregidora el 5 de marzo. El jueves, la madre acudió a Palacio de Gobierno para entregar una solicitud de apoyo, la cual fue recibida por el subsecretario del interior, Salvador de la Cruz Rodríguez, quien le pidió mantener contacto. Ella no niega que su hijo estuvo en el estadio de Querétaro cuando se dieron los actos de violencia; lo que recalca es que Álvaro debe recibir un trato humano durante su proceso y en reclusión, y que no se convierta en un chivo expiatorio.
Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente