El argentino sabe que así es la vida en su posición

De alguna manera, Gerardo Martino, técnico de la Selección Nacional, sabe que no es fácil explicar lo que vive con el equipo tricolor, que cuando gana es visto de una forma y cuando no lo hace, es criticado fuertemente. El argentino sabe que así es la vida en su posición y aunque por momentos no se ve cómodo, suele esquivar los confrontamientos. “Nunca hemos sido un grupo que le hayamos escapado a la autocrítica, cuando jugamos mal, decimos que jugamos mal. Pero desde juno o julio se instaló esto, jugando partido con la reprobación, hoy no merece la reprobación, pero no nos tocó ganar”, explico el Tata. Añadió que “nosotros tenemos que tratar de jugar como hoy o como contra Nigeria, y reconocer lo que hacemos mal. Somos gente que hacemos las cosas bien, no le faltamos el respeto a nadie. Si hay algo que sostiene esto es la relación dirigente, jugadores y cuerpo técnico, si esto no estuviera firme, no estaría yo acá”. Martino explicó que falta mucho tiempo para llegar a Qatar y que deberán seguir trabajando para llegar lo mejor posible, una vez que han detectado ciertas cuestiones como “que hay un sistema que manejamos bien y otro que hay que evolucionar, pero estamos convencidos que son sistemas que vamos a usar en la Copa del Mundo“. Luego de que el partido amistoso ante Ecuador tuvo que detenerse por el grito discriminatorio, el Tata añadió que esa expresión es algo que “no puedo avalarlo porque siempre se perjudica a México, pero hoy no cabía, porque no jugamos mal. Si quisieramos una represalia al equipo o técnico, lo podría justificar, pero no cuando el equipo juega bien”.
Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente